usuarios registrados
¿olvidó contraseña? ¡regístrese ahora!
bio moda y belleza bon voyage mujer tienda galería videos descargables contacto Acerca de Moda y Belleza Bon Voyage Mujer Descargables Salón de Belleza Galería Videos tienda usuarios

Tips de lenguaje no verbal para uso diario

Tips de lenguaje no verbal para uso diario

Los gestos y ademanes son el movimiento físico de la palabra y dan “sazón” a lo que decimos; es decir, acompañan lo que comunicamos y refuerzan nuestro mensaje. Los extrovertidos abusan de estos “recursos expresivos”; y los tímidos, todo lo contrario. Aprender a usarlos a nuestro favor nos ayudará a expresaremos con énfasis, emoción y atino, sobre todo en esos momentos cuando debemos hablar frente a un público.

 

En la comunicación, la palabra y el movimiento deben ser proporcionales. Si esto no ocurre, habría dos escenarios posibles: uno donde no hacemos ningún gesto y comunicamos desgana y desinterés; otro donde exageramos y damos la impresión de ansiedad y descontrol. Tenemos que estar atentos para que nuestros gestos sirvan a nuestra palabra.

Ésta es una materia bastante extensa, así que describiré tres aspectos físicos que siguen al verbo. Quizá ya sepas algunos, pero recapitular estos conocimientos será de utilidad.

Mirada

Todos sabemos que hay que mirar a los ojos, no bajar ni desviar la mirada. Pero no basta con mirar fijamente al otro; debe haber un interés genio en escuchar a la otra persona, pues sólo escuchándole atentamente nuestra mirada reflejará que estamos prestando atención, que estamos presentes. Además, saber escuchar es fundamental en nuestras relaciones interpersonales.

Postura

Aunque sea algo evidente, procura que tu postura sea recta, ni muy inclinada hacia atrás porque demostrarías aburrimiento y apatía, ni demasiado inclinada hacia delante ya que podrías romper el espacio personal de tu interlocutor.

Brazos

Tus brazos, relajados a los lados del cuerpo. Cuando hables ten en cuenta las siguientes posiciones: si están demasiado relajados y llevas tus manos a los bolsillos, emites indiferencia a los demás y a lo que ocurre; si los cruzas delante de ti cierras los canales de comunicación manifestando autoridad; si los pones atrás darás desconfianza, como si estuvieses ocultando algo o tuvieses miedo de dirigirte a los demás.

Manos

La manera en que uses tus manos al expresarte puede demostrar cierta elegancia en tu oratoria. Los movimientos deben ser precisos y contados; en otras palabras, exprésate con las manos solo cuando quieras hacer ahínco. Por ejemplo, al referirte a cosas positivas puedes señalar a tu audiencia de modo que le atribuyes eso positivo. Cuando trates un tema negativo apunta hacia arriba con una pequeña inclinación, como si estuvieras pidiéndole a alguien que se salga del salón, y así nadie en tu público se sentirá aludido. Hablar con las palmas de las manos hacia arriba sugiere inclusión y honestidad, mientras que hablar con las palmas ocultas marca distancia y diferencia.

 

Recuerda que los gestos y ademanes son naturales en el comportamiento. No tenemos que automatizarlos porque entonces pareceremos artificiales, ensayados, falsos. ¿Te imaginas a una presentadora de tv deteniéndose unos segundos para pensar cada gesto que hará o guiñando a cámaras con fastidio? La naturalidad es importantísima en la expresión. El conocimiento de este lenguaje te servirá para limitar estos recursos expresivos cuando sean erróneos y aprovecharlos cuando su uso reafirme tu mensaje, pero no pretende de condicionar tu manera de expresarte.

 

29 dE diciembre dl 2014
usuarios registrados
Sitio Web Desarrollado por Ciudad Plus Publicidad & Mercadeo | info@ciudadplus.com