usuarios registrados
¿olvidó contraseña? ¡regístrese ahora!
bio moda y belleza bon voyage mujer tienda galería videos descargables contacto Acerca de Moda y Belleza Bon Voyage Mujer Descargables Salón de Belleza Galería Videos tienda usuarios

Protegiendo el color de nuestra sonrisa

Protegiendo el color de nuestra sonrisa

En cierto modo el tono de nuestra dentadura refleja cuánto nos preocupamos por nuestra higiene. De vez en cuando podemos recurrir a un tratamiento de blanqueamiento dental para abrillantar la sonrisa, aunque no sea la solución definitiva porque debilita el esmalte a la larga. Saber qué se recomienda es la clave para cuidar la apariencia y salud en general de nuestros dientes.

  • Pendiente con las bebidas que manchan: los refrescos, el café, el vino y el té son bebidas capaces de manchar los dientes con el tiempo debido a su intenso color. Si quieres, puedes intentar eliminarlas de tu dieta para siempre, pero como resulta casi imposible no querer ese cafecito de las mañanas, un buen vino para celebrar y un rico té para revivir las tardes, te aconsejo tomarlas, disfrutarlas, ¡y cepillarte inmediatamente después! Así no dejas que el residuo se adhiera por horas y haga estragos con tu esmalte.

 

  • Adiós al cigarrillo: ¿sabías que es la principal causa de manchas en la dentadura por causa del alquitrán y la nicotina? Además de que favorece la aparición de caries porque suele disminuir el flujo salival, se asocia a un montón de males. Puedes fumar por gusto, claro está; no obstante, te invito a dejar el hábito.

 

  • ¿Qué hay de cierto con los alimentos “blanqueadores”?: pese a los muchos artículos que recomiendan comer uno u otro alimento como fresas, manzanas o zanahorias para “limpiar” la dentadura, encontré según mi investigación que en realidad no reemplazan el cepillado ni tienen efectos blanqueadores. De hecho, las fresas “por su color y por ser ácidas, podrían producir más tinción que blanquear los dientes”.

 

  • Sí a la limpieza dental: a veces entre los apuros del día no lavamos nuestros dientes correctamente, aparte de que hay áreas difíciles de alcanzar para el cepillo. Por eso una limpieza dental cada 6 meses es recomendada no sólo para desvanecer con la fuerza y precisión de los instrumentos del odontólogo aquella suciedad que se pega, sino también como un chequeo de nuestra salud bucodental.

 

  • ¡Cuidado con los blanqueamientos caseros!: probablemente habrás escuchado de una que otra receta para obtener dientes perfectos en casa… Si bien algunas quizá funcionen, podrías terminar destruyendo el esmalte natural de tus dientes en tu afán por una dentadura con flashes de cámara fotográfica. Tal vez sea de las pocas en decirte que no las intentes; ¡debemos ser responsables! En caso de que en verdad queramos o necesitemos aclarar el color de nuestros dientes por diversos motivos, el odontólogo es quien ofrecerá el tratamiento.

 

Cuando pienses en tus dientes, recuerda que se ensucian y manchan así como la ropa con el polvo y los líquidos. Sigue estos consejos y te aseguro que mantendrás una sonrisa radiante y bonita.

09 dE octubre dl 2014
usuarios registrados
Sitio Web Desarrollado por Ciudad Plus Publicidad & Mercadeo | info@ciudadplus.com