usuarios registrados
¿olvidó contraseña? ¡regístrese ahora!
bio moda y belleza bon voyage mujer tienda galería videos descargables contacto Acerca de Moda y Belleza Bon Voyage Mujer Descargables Salón de Belleza Galería Videos tienda usuarios

Prevé el cáncer de mama

Prevé el cáncer de mama

Una entre ocho mujeres padecerá cáncer de mama alguna vez en su vida. Por fortuna, la detección temprana evita tragedias. No te hagas de oídos sordos; sé responsable contigo misma y auto examínate una vez al mes. ¡Aquí te explico cómo!

Este tipo de cáncer es el más frecuente en las mujeres. La Sociedad Americana contra el Cáncer estima que para finales de 2014 habrán sido diagnosticados aproximadamente 232 mil casos de cáncer de seno invasivo en Estados Unidos. Entre estos, se calcula que 40 mil podrían ser fatales.

Existen factores que incrementan las posibilidades de padecer este tipo de cáncer, tales como el sexo (las mujeres son muchísimo más propensas), la edad (el riesgo aumenta considerablemente a partir de los 50 años), antecedentes médicos y familiares, el estilo de vida (obesidad, cigarros, alcohol), tratamientos hormonales y causas medioambientales como la polución. No obstante, toda mujer es propensa a esta enfermedad y por eso debemos crear conciencia.

El autoexamen mamario es fundamental para la detección temprana del cáncer de mama o tumores. Debemos estar familiarizadas con los tejidos de nuestros senos para poder detectar irregularidades con el autoexamen, que a partir de los 20 años se recomienda hacer mensualmente. Así podremos actuar con prontitud y evitar complicaciones.

Hacer un autoexamen de seno es sencillo. Antes que nada, debemos haber esperado una semana luego del ciclo menstrual, pues en ese momento las inflamaciones por el periodo menstrual habrán desaparecido. En caso de las mujeres sin menstruación o post-menopausia, se les aconseja elegir un día del mes para sus exámenes.

Para proceder debemos acostarnos o ponernos de pie. Primero colocamos una mano en la nuca y dejamos la otra libre para tocar el seno contrario. Palpamos con las yemas de los dedos en movimientos en espiral, verticales y horizontales, partiendo del pezón hacia fuera y viceversa. Hay que tocar toda la mama incluyendo la zona de las axilas, cuidando que no quede espacio sin ser palpado.

Luego de este examen físico para conocer mejor los tejidos y volúmenes de ambos senos, toca hacer un examen visual. Para este debemos estar frente al espejo con las manos en la nuca, en la cintura y sueltas a los lados del cuerpo; con el cuerpo de frente y después de perfil. Esto se hace con el fin de hallar, a través de los cambios de posición, posibles diferencias en la forma, tamaño, bordes, textura y otros.

¿Encontraste alguna diferencia de tacto o apariencia en tus senos? No te alarmes; una irregularidad no indica necesariamente cáncer de mama ni mucho menos uno en etapa avanzada. Para conocer la respuesta es obligatorio acudir a un médico clínico, a un ginecólogo o mastólogo, quien ordenará una mamografía para observar si hay lesiones internas o anormalidades causadas o no por cáncer de mama.

Saber de una familiar, amiga o incluso vecina que haya sufrido por el cáncer de mama nos pone los pies sobre la tierra. Pero no deberíamos ser abofeteadas por la realidad para tomar conciencia. Ser responsables con nosotras mismas es el primer paso para vivir en paz, y esto va para los caballeros también (el cáncer de mama afecta a ambos sexos).

Si te ha gustado este artículo, te invito a compartirlo y sembrar conciencia conmigo. ¡5 minutos de autoexamen una vez al mes podrían salvar una vida entera!

30 dE diciembre dl 2014
usuarios registrados
Sitio Web Desarrollado por Ciudad Plus Publicidad & Mercadeo | info@ciudadplus.com